Razones para volver al pasado

El reestreno de Volver al Futuro (en digital) está causando bastante revuelo. Luego de las vacaciones y el alejamiento temporal de las pantallas, llegó el momento de aprovechar la oportunidad para ver este clásico de los 80. Pero, ¿es necesario justificar una película como esta? Veamos.

La gente. El público. El ¿éxito? En Rotten Tomatoes el 88% de la audiencia y el 97% de las críticas son positivas. Es la película estrenada en 1985 que generó mayores ingresos, con una ganancia total de $381,109,762. El promedio de la IMDb, con más de 200.000 votos, es de 8.4 estrellitas. Es la potencia del número.

Algunas de esas cifras encarnamos el martes en la única función diaria del Showcase Norte. Tres largas filas de números que esperaban y preparaban ansiosos los músculos para la carrera por el mejor asiento media hora antes de la función. Aplausos al inicio, risas permanentes, más aplausos en momentos clave -como el regreso de Marty-, ovación final. El mismo ambiente futbolero se repite en cada función. Volver al Futuro dejó una marca en la vida de quienes la vieron, vaya uno a saber por qué.

Pensándolo mejor, algunas respuestas las brinda Mariano Kairuz en su nota de Radar. Es una excelente película, no vamos a descubrir nada nuevo. Los 50, los 80, la videopolítica, las relaciones padre-hijo en la adolescencia, todo articulado en un relato preciso e hilarante.  Sí, son los EE.UU. Sí, es un producto de la industria cultural. No, Adorno no quiso venir a verla pero, ¿hace cuanto no disfrutamos de una buena comedia de ciencia-ficción, si convenimos encerrarla en esos géneros? Estamos hablando de gozo, de felicidad. Debemos ir más allá de la crítica a su carácter mercantil cuando una obra genera este tipo de repercusiones. Lo que no significa desmerecer este tipo de análisis, siempre necesario en un producto de consumo masivo. Solamente, no es nuestro objetivo.

Pero la gente se equivoca, eso lo sabemos todos los que no somos gente. Nos dejamos llevar por la nostalgia de nuestra juventud, por aquella primera vez donde todo era perfecto. Si no fuera así, estaríamos entrando en masa a ver Unstoppable, Burlesque y Little Fockers. O The Crazies, Somewhere y Hereafter. ¿Por qué revivir un momento tan conocido, si no por este sentimiento que nos arrastra?

No recuerdo cuantas veces vi Volver al Futuro, ni siquiera guardo en la memoria la sensación que me causó en la primera ocasión. Todavía más, en mi cabeza solían confundirse escenas de las primeras dos entregas en forma habitual. No fui con la remera puesta. ¿Buscaba revivir un momento o simplemente disfrutar de una buena película en cine? Pequeño detalle, esto es cine. El viejo televisor infiel de colores gastados que reproducía la señal de aire ya no está. Habrá quien puede darse el lujo de verla en un LCD de varias pulgadas franqueado por parlantes. Pero la experiencia cinematográfica es diferente (habría que volver a Christian Metz, lo dejo pendiente). Quizás ahí esta la clave de este éxito.

Esta diferencia es la que supo ver Sir Chandler, un fanático de esta aventura temporal con visión para los negocios. Es difícil no sentirse identificado con su empresa. ¿Quién no soñó con traer a esa banda imposible al que ningún productor se le animaba? Si Bowie aceptara volver a tocar en Argentina pero las grandes empresas lo consideraran una inversión demasiado cara y riesgosa, ¿cuantos apoyaríamos una iniciativa independiente? Sumen un manejo fluido de redes sociales -Facebook, Twitter – y tienen un nicho perfectamente explotable. Funcionó, otros quizás se le animen a la idea (varios comentarios apuntaban en ese sentido antes de la proyección) y podamos disfrutar de otros clásicos de culto.

Mientras, seguimos teniendo la programación del Malba (donde películas imprescindibles como las que nombra Lerer fueron proyectadas), la Lugones, los cineclubes – aprovechar al Mon Amour, que está reponiendo algunas de las que se dieron en el último festival de MDP como I Saw the Devil, Poetry y Les amours imaginaires-, las descargas y películas online (Cuevana, te llevamos en el corazón).

¡¡¡A sacar las entradas, que se agotan!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s